Escuchar a tu perro es la base de todo

 

Mira.

Hace no mucho hablé de los vídeos de perros en Youtube y de cómo la gente les hace la puñeta a sus animales para ganar algunos likes o comentarios de aprobación.

Y cómo muchas personas malinterpretaban lo que esos perros reflejaban en sus caras.

Pues hoy he visto el vídeo de Paco.

Paco es el perro.

No sé cómo se llama la persona que le acompaña.

Al parecer este chico encontró a Paco en el desierto, perdido o abandonado.

Seguramente lo segundo.

El chaval es aficionado a las actividades de aventura, y Paco se apuntó.

Pero entre esas actividades está el salto base.

Por si no te suena, es un ¿deporte? sencillo.

Cualquiera puede hacerlo.

Creo.

Subes a un sitio muy muy alto, pero tirando a vertical.

Y saltas.

Ya está.

Ah, llevas un paracaídas para abrirlo cuando el suelo empiece a estar peligrosamente cerca.

Ciertamente un perro no pinta nada ahí, no.

Así que el chico dejaba a Paco en el vehículo.

Pero Paco no estaba conforme.

Entonces probó a dejar a un amigo con Paco en el borde del precipicio de turno, para que viera el plan.

Y así convencerle de que igual era buena idea que esperase en el coche.

Le preguntó al perro.

Bien hecho.

Pero resulta que el perro quería seguirle.

El chico aun no estaba convencido, así que hizo algunos ensayos, probando a muy pequeña escala para ver si Paco decidía que tanto salto y tanto bote no le molaban.

Escuchó a su perro.

Y finalmente pensó “bueno, pues si quieres saltar, saltamos juntos”.

Y saltó con su perro.

Paco se ve ligeramente incómodo durante el vuelo.

Pero solo ligeramente.

Y teniendo en cuenta que tiene ojos de chihuahua, puede incluso que esa expresión sea debida al viento en las córneas, más que a incomodidad por la situación.

No estoy segura.

Pero Paco hace salto base.

En cualquier caso, si el primer salto no le hubiese hecho gracia, pues lo tenía fácil: su dueño le escucha y le hace caso, así que podía comunicarse fácilmente.

Pero no parece que Paco tenga nada que objetar.

Bueno.

A Paco le gusta volar, supongo.

O le gusta compartir momentos con su dueño.

O las dos cosas.

Seguro que a ti te gusta también.

El salto base no.

Compartir momentos con tu perro.

(Pero oye, igual el salto base también te pone, yo qué sé, hay gustos para todo)

Y te lo quieres llevar contigo a todas partes.

Incluso cuando a tu perro no le gusta una mierda la actividad.

Y te lo está diciendo.

Es una consulta frecuente, ésta.

En concreto, la de cómo hacer para tomarse algo tranquilamente con tu perro en una terraza y que no la líe a golpe de tirones o ladridos porque ve a otro perro o  porque el camarero se acerca a servir las bebidas.

Tal vez no le preguntaste a tu perro si le apetecía esa actividad.

Y él trata de decirle que prefiere hacer salto base.

Lo que sea antes que permanecer encajonado entre sillas y mesas, amarrado en corto a una pata sin poder moverse, y viendo como una multitud de monstruos se mueven a su alrededor sin que él pueda hacer nada por escapar.

Igual exagero, piensas.

Puede.

Pero si yo voy con un amigo, me lleva de paseo al  borde de un acantilado, y así de pronto y sin preguntarme me endosa una mochila-paracaídas y me arrastra del brazo en caída libre, te juro que primero le mato y luego deja de ser mi amigo.

O al revés, da igual.

Respeto que le pueda entusiasmar hacer esas cosas y quiera compartir su entusiasmo.

Pero lo de llevarme a rastras sin preguntarme, no.

Por mucho que “no pase nada” y que el problema (¿) esté en mi cabeza.

Así que igual en lugar de esforzarte por conseguir que tu perro esté quietecito y callado en una terraza de verano sacarás mucho más en claro si intentas entender lo que trara de decirte.

Es mucho más fácil que hacer salto base.

Y mucho más productivo también.

Solo hay que preguntar, y escuchar.

Y tal vez, solo tal vez, con el tiempo tu perro decida acompañarte a esa terraza.

O quizá tengas que pensar en otras actividades que podáis realizar juntos, y buscar otra compañía para ese café.

Es importante enfocar la relación con tu perro de esta manera si quieres conseguir resultados.

Lo contrario sería imponer tu criterio y tus gustos. 

Y eso suele destruir cualquier relación. 

Si necesitas ayuda para entender lo que tu perro trata de decirte, es
 

PD- Por si quieres conocer a Paco

Irene
Estoy en:
Últimas entradas de Irene (ver todo)