A menudo un perro «malo» es un perro enfermo.

En el día a día trabajando con perros me he encontrado muchos casos en los que las conductas inadecuadas, los problemas de comportamiento o las alteraciones que presentaba el animal se debían a un problema de salud.

Y la tendencia a etiquetar y aplicar métodos aversivos como manera de corregir esas alteraciones no solo no ayuda, sino que empeora la situación del perro y produce un aumento considerable del estrés.

Antes de pensar que tu perro es dominante, cabezota, desobediente, agresivo, buscón, que está consentido……. piensa en que tal vez esté enfermo y necesita ayuda.

Y es que no sé si lo he mencionado, pero soy veterinaria.

He visto esto muy a menudo.

Perros «agresivos».

Perros «reactivos».

Perros con mucho miedo sin sentido.

Que no quieren salir a la calle.

Que no son capaces de relacionarse con otros perros.

Y no todos, claro, pero un número nada despreciable estaban enfermos.

Unos cuantos.

Y de regalo, alguien dice que hay que castigarles por ser «malos perros».

Mal.

Muy mal.

Así que si buscas un punto de vista diferente al manido «es dominante», que incluya la posibilidad de «está enfermo» entre otras muchas, puedo asesorarte.

 

Si esto te da igual y solo quieres mandar, pues nada, feliz mandato.

Irene
Estoy en:
Últimas entradas de Irene (ver todo)