CAMBIA

PARA QUE TU PERRO CAMBIE

TE AYUDO A RECORRER EL CAMINO

Ahora mismo no sabes si tienes un perro o un marciano.

Tú solo querías un buen amigo con el que compartir tu vida.

Y ahora no entiendes nada.

Y todo el mundo te está volviendo loca con consejos ridículos que te incitan a abusar de tu perro.

Pero eso no va contigo.

Mando un mail diario con ideas para reflexionar y aprender sobre perros a mis suscriptores.

También doy un regalo de bienvenida libre de tonterías, abusos y Machos Alfa.

Lo mismo te ayuda a entender algo.

Al menos no te volverá loca.

Crónicas de Jimena

Hacerse viejo es un asco   Hoy Jimena se ha perdido. Esto empieza a parecer una película, tendré que escribir las “Crónicas de Jimena” ¿Recuerdas que te hablé de un camino muy bonito que queda entre mi casa y el lugar donde aparco la furgoneta? Pues ahí. En...

I.A. significa Idiotez Artificial

I.A. significa Idiotez Artificial

Puedes engañar a una máquina. Y también a un perro. Pero lo segundo no te lo recomiendo si quieres tener un buen vínculo con él. Ah, que si no le engañas no consigues te haga caso. Pues hay otros modos de que te tenga en cuenta, y no van de decir «toma» para que venga. Sigue leyendo.

Puede que te interese entender a tu perro.

Lo mismo hasta te gustaría mejorar algunas cosillas de su conducta.

Tengo por aquí un ebook que regalo a mis suscriptores, que lo mismo te sirve.

En él te cuento:

  • Cómo influye la alimentación en la conducta de tu perro.
  • Qué puedes mejorar en los paseos para que ambos disfruteis juntos.
  • Qué herramientas NO debes usar nunca con tu amigo, y porqué.
  • La importancia de la salud sobre el comportamiento.
  • Algo que no habías pensado sobre el descanso de tu perro.
  • Qué puedes hacer para que tu perro esté más tranquilo sin dedicarle más horas.
  • Cómo conseguir que no sea un perro nervioso.
  • Alguna necesidad de tu perro que estás dejando sin cubrir y por eso se porta regular.

Así que puedes suscribirte, leer y aplicar el ebook (y ver qué pasa) y aprender de mis correos.

O puedes ir al parque y lanzarle la pelota a tu perro 297 veces.

Una de las dos opciones va a permitir que tu perro cambie.

La otra, pues no.

 

error: Este contenido está protegido