Pues primero lee esto

 

En los años que llevo conviviendo con perros he realizado muchas actividades con ellos.

Me he apuntado a casi cualquier cosa que sonara divertida y que pudiéramos hacer juntos.

Un ejemplo de esa actividad es el agility

Ahora es muy popular, pero cuando me inicié, hace unos 20 años, pues no lo era tanto.

Y aun así ocurrían algunas cosas curiosas que creo siguen pasando.

Por ejemplo, que mucha gente tenía perros “especiales para hacer agilitity”

Léase border collie y malinois.

Como si con los demás no se pudiera hacer.

Bueno.

Creo que la idea era ganar, y con esas dos razas tus posibilidades suben bastante.

Pero claro, yo  no hacía agility para ganar nada, lo hacía para divertirme con mi perro y aprender cosas nuevas.

Supongo que hay sitio para todos.

El caso es que estuve algún tiempo practicando los obstáculos con mi husky de aquella época, que era Yarok

Ya he hablado alguna vez de él.

Rubio, grande, tranquilo.

Una vez una chica que entrenaba al tiempo que yo me pregunto si le decía algo al perro.

Que si le daba indicaciones verbales o algo.

Es que no se te oye” dijo otro que también entrenaba.

Ehem

Quizá es que vosotros gritáis como fans adolescentes y por eso no me oís.

Pero mi perro me oye perfectamente, y claro que le doy instrucciones.

También me negaba a eso de “guiar con la correa”.

La correa no guía, obliga.

O pasas por aquí, o te arrastro con la correa.

Eso no se lo puedes hacer a un husky, a menos que estés dispuesto a que cuando le sueltes, se aleje de ti a todo lo que le den sus patas.

Y yo no lo estaba.

Me tocó hacer a mí los obstáculos.

El ejemplo es la mejor guía.

Aunque yo no salto mucho, la verdad.

Lo mejor vino cuando un día me animé a competir.

Se lo dije al presidente del club, y se escandalizó bastante.

Que para competir la primera vez hay que pasar un “test de carácter”.

Y el test de carácter hay que ensayarlo y trabajarlo.

¿Perdona?

Es lo que hay, todos lo hemos hecho, y si no quieres, simplemente no puedes competir. Incluso King –el otro husky del club- estuvo trabajando dos meses antes de presentarse”.

Sí, conocía a la dueña de King.

Debía de estar muy contenta cuando andaba detrás de mí para saber cómo conseguía que mi perro me hiciera caso.

Me enfadé.

Era tan absurdo que no tenía sentido.

Al parecer lo del test de carácter lo hacen para asegurarse de que tu perro, una vez suelto, no va a salirse del recinto de los obstáculos para ir por ahí matando niños de entre el público.

Que me parece muy bien y tiene mucho sentido.

Lo  que no tiene sentido es lo de “ensayar”.

Luego entendí que la mayoría tenía algunos “problemillas” con sus malinois.

Parecían cocodrilos hambrientos, los tíos.

Triste.

El caso es que me di de baja, y luego llamé al presidente de otro club.

Le expliqué la situación.

Era miércoles, y la competición era el siguiente sábado.

Que si veía algún problema, pues no me daba de alta y tan amigos.

No vio ningún problema.

Fuimos a la competición.

Así, sin ensayar ni nada.

La juez empezó a desarrollar las pruebas del “test de carácter”

Eran cinco.

A la tercera prueba, la juez se acercó a Yarok y le metió la rodilla literalmente en el morro

Mi perro puso cara de ¿eh? y giró un poco la cabeza.

Y la juez me dijo “este perro es de peluche, bienvenidos a grado I”.

Y ya.

Pudimos participar.

Mi ex presidente se mosqueó mucho porque afirmaba que “eso que le han hecho ni es un test ni es nada”.

Me hubiese gustado ver qué pasaba si una desconocida le metía la rodilla en la cara a su mali.

Bueno, la juez no era idiota, no lo habría intentado.

Ah.

Ese día ganamos.

A los border y los malis los fueron descalificando por pasarse de rápidos.

Así que lentos pero seguros, hicimos unas buenas pistas.

Creo que ya de ahí se podría sacar alguna enseñanza para la vida real.

En fin.

Tengo un servicio de asesoramiento.

No te enseño a hacer agility, te enseño a dar ejemplo.

A no gritar a tu perro porque no hace falta.

A que podáis hacer cosas juntos siempre y cuando os gusten a los dos.

A disfrutar de su compañía aunque desde fuera te presionen en otra dirección.

Lo mismo es lo que estabas buscando.

En ese caso, le das al botón de abajo y te apuntas a mis correos. Y después ya vamos viendo.

Irene
Estoy en:
Últimas entradas de Irene (ver todo)
error: Este contenido está protegido