Aprender a no hacer nada

 

Hablemos de los problemas que muchas personas tienen con sus perros.

Un problemón serio es que se empeñan en hacer y hacer.

Y luego en hacer todavía más.

Y por si eso no fuera suficiente, se dejan caer por foros y grupos de FB para preguntar a todo desconocido que pase por allí qué más tienen que hacer para que su perro……

Pufff.

Menudo estrés.

Vaya vida angustiosa.

Los perros no necesitan nada de eso.

No quieren nade de eso.

No buscan hacer y hacer y luego seguir haciendo.

Por eso es un problema.

Por eso, y porque hacer tanto en sí mismo suele dar problemas.

¿Pero no hay que ir al parque canino dos horas al día a socializar?

¿No tengo que sacar a mi perro a hacer ejercicio para que se canse y luego en casa esté tranquilo?

¿No hay que llevarle a Agility los lunes, miércoles y viernes y a Dog Dance los martes y jueves, y pasarnos el fin de semana haciendo kilómetros con la bicicleta?

Ay, madre.

Para qué tanto.

Se vive muy bien saliendo a dar un slow walk por la mañana.

Y el resto del día haciendo recados, o leyendo, o trabajando online con los perros roncando a mis pies.

O roncando al sol.

Y por las tardes sin hacer nada, o haciendo, pero que no se note que hago nada.

Así todos relajados.

Así todos tranquilos.

Y felices.

No haciendo.

No vives con un súper perro.

Así que no tienes que ser un súper humano.

Tómatelo con calma y aprende a no hacer nada.

Los perros son buenos maestros en eso.

Si les dejas, claro.

Si les apuntas a extra escolares siete días a la semana, pues no.

Así que bueno.

Puedes hacer y hacer.

Si así eres feliz.

Y lo mismo tu perro también lo disfruta, no hay un estándar de “igual para todos” que sirva para cualquier perro.

O también puedes probar a no hacer.

Y seguramente aciertes, o al menos estarás mucho  menos estresada y angustiada.

Irene
Estoy en: