Aquí tienes un modo que no viene en Forocoches

 


No sé si te has pasado alguna vez por la sección de comentarios de los vídeos de educación canina en YouTube.

Es interesante la cantidad de gente que tiene algo que decir.

Es como en el parque canino, pero internacional.

Hay trolls para montar un ejército que conquiste la Tierra Media.

También hay muchos que felicitan al autor del vídeo, dando feedback amable.

O dándole las gracias porque el contenido le ayudó.

Entre medias se cuela una o dos llamadas a la acción raras, como “Soy Yasmine, puedes conocerme en meetinglove.club, no tardes”

También les hay que señalan alguna obviedad, a mi juicio, muy acertada.

Como “prueba a grabar un vídeo con eso mismo y un perro que no esté ya enseñado, a ver si también se puede conseguir en 5 minutos”.

No se puede, por eso no lo hacen.

Aunque el vídeo se titule “cómo enseñar a tu perro a no jalar de la correa en 5 minutos

Bueno, es el canal del que publica, y está en su derecho de publicar lo que quiera, titularlo como se le antoje, y grabarlo con las condiciones que le parezca.

Faltaría más.

Luego hay un grueso de comentarios que exponen un problema importante.

En línea y media.

Y supongo que esperan soluciones.

No suelen obtenerlas.

(Menos mal).

Entre los problemas que cuenta, uno destaca bastante.

Viene a decir así, en todas las versiones imaginables:

Mi perro se volvió agresivo, qué hago para quitarle la agresividad”

Como si fuera un abrigo.

Qué yo me pregunto, qué será volverse agresivo.

Para unos que ladra, o que gruña, o que tire hacia otro perro.

Para otros que empiece a matar gente.

Da igual.

Pues si se te ha pasado por la cabeza la duda.

La respuesta, en un foro, en un grupo de FB o en un correo electrónico, es sencilla y breve.

La solución no lo es en absoluto.

Ahí va:

Paso 1- Determina por qué tu perro se volvió agresivo (o sea, no te centres en la conducta, sino en la motivación de la conducta).

Paso 2- Trabaja para cambiar esa motivación (la causa), no la agresividad.

¿Pero cómo?

Paso 3- Fórmate, estudia, y aprende de perros.

Paso 4- Y luego observa mucho a los perros.

A las personas, no, a los perros.

Aplica lo aprendido, y sigue observando los cambios y consecuencias.

Y así irás mejorando cualquier problema que pueda haber en la convivencia con un perro.

Agresividad incluida.

Ahora bien, si tienes prisa o te angustia tanta información de golpe, contrata a alguien que te dé los conocimientos que necesitas de modo más inmediato y ya filtrados.

Y así es como se “le quita” la agresividad a un perro.

Si te rondan por la cabeza otras dudas sobre comportamiento canino, puedo responderlas.

Tengo un servicio, que es justo para eso.

Como verás, no resuelve problemas.

Solo dudas.

También puedes apuntarte para recibir más ideas y reflexiones como ésta cada día. Por aquí publico cada muchas semanas, así que lo mismo te estás perdiendo algo. O solo publico ladrillos, tú decides, pero tendrás que mirarlo.

Irene
Estoy en:
error: Este contenido está protegido