Podemos ayudarte

Resolución de problemas de conducta

¿SEGURO QUE NO TIENES UN PROBLEMA?

Tras 20 años de convivir con perros, y de trabajar con las mascotas de otros dueños, nos hemos percatado de la gran cantidad de pequeños conflictos que dicha convivencia genera.

A menudo se pasan por alto, por considerar que forman parte de la incomodidad de compartir la vida con otro, o porque el animal “es así” (y no puede cambiar), o porque no son especialmente graves (nadie sale herido).

Sin embargo, a menudo esos problemas son un claro indicador de una mala comunicación entre el animal y su dueño. De una adaptación insuficiente de la mascota al entorno que le ha tocado en suerte. De un desconocimiento de los humanos sobre las necesidades y emociones del animal con el que conviven. Y la suma de todo esto da como resultado comportamientos indeseados (aunque a menudo normales), o alterados (en un intento de satisfacer una necesidad importante o de adaptarse a un entorno que se aleja demasiado del ideal).

En ocasiones, los problemas con el animal pueden llegar a ser graves, bien porque implican daños a terceros o a sí mismos (ansiedades severas, fobias, agresividad), bien porque suponen una fuente de estrés y disgusto para los dueños (destrozos, vocalizaciones continuadas, eliminación en sitios o momentos incorrectos).

La mascota que nos gustaría tener no se parece a la que tenemos a nuestro lado. La realidad choca con nuestras ilusiones, y nuestras ilusiones han salido perdiendo.

Es el momento de pedir ayuda. De pensar que nuestro perro o nuestro gato, haciendo gala de su gran capacidad de adaptación, puede ser diferente, puede acercarse más a nuestras expectativas. De realizar cambios en su manejo, en nuestra percepción de su mundo, de aumentar nuestro conocimiento sobre lo que necesita, lo que siente y lo que nos dice cada día nuestro amigo.

Es la hora de solucionar los problemas.

Nuestro deseo es ayudarte con los conflictos de convivencia que tenéis tu mascota y tú, tanto si es un perro como si es un gato. Desde cuestiones menores pero que generan desgaste y malestar, como tirar de la correa, ladrar de modo persistente, no usar el cajón de arena o arañarte cuando lo acaricias, hasta conflictos graves derivados de la agresividad, entre animales o con las personas, fobias y miedos intensos, etc.

Siempre desde el respeto hacia el animal, y el conocimiento de sus necesidades y patrones de conducta normales, los métodos que empleamos están exentos de violencia, amenazas, castigo físico y coacción. Descartamos por completo el uso de “herramientas” que ocasionan temor (y a veces, daños físicos) en el animal, como collares estranguladores, de pinchos, dispositivos eléctricos, sprays de agua, objetos arrojadizos, y cualquier otro sistema ideado para intimidar a nuestra mascota.

Te enseñaremos a convencer a tu amigo de que el comportamiento que consideres correcto es el más beneficioso para todos, consiguiendo así su cooperación, y aumentando su respeto y confianza en ti (base de cualquier relación de amistad). Nos basamos en un acuerdo "tú ganas/yo gano", en lugar de la habitual "pelea para imponerse"

Te explicaremos cuáles son los patrones de conducta normales en el perro o gato, para que puedas utilizarlos a tu favor, en lugar de tratar de anularlos (causa de numerosos problemas de comportamiento).

Y finalmente, en problemas complejos o de larga duración, una vez comprendas las causas y la mecánica para la resolución de los mismos, tendrás una buena base para resolver posibles problemas futuros de convivencia.

Por último, dejar claro desde el minuto uno que resolver problemas de conducta, especialmente si llevan cierto tiempo manifestándose, no es un camino de rosas. Requiere de esfuerzo, mucha dedicación diaria y paciencia. No hay atajos. No hay varitas mágicas ni trucos. Solo trabajo y conocimiento. Si estás interesado en establecer una buena relación con tu mascota, y quieres que sea feliz, te animamos a que nos consultes.

Si prefieres que otro haga el trabajo sin que tú aprendas ni entiendas nada, o que haga desaparecer (que no corregir) en 15 minutos un problema que lleva meses o años presente, estás en el sitio equivocado. Pero en tal caso, por favor, infórmate a fondo sobre el tipo de trabajo y el modo de realizarlo que te van a ofrecer quienes te prometen magia o esfuerzo cero, y piénsate muy en serio si es ese el trato que deseas para tu mejor amigo (enlace indefensión aprendida/blog).

Te ayudamos

UBICACIÓN: Donde estamos

En esta Web no utilizamos Cookies